MOMENTOS. ORIOL CAROL


Momentos, libro de Oriol Carol, es una obra en la que se lee un exceso de honestidad. En su cuidada escritura es evidente la necesidad de dar a conocer los sentimientos y pensamientos más íntimos de un hombre para el cual los viajes y la memoria son importantes. Los viajes pero también el origen; en casi todos se posiciona diciendo “soy de Barcelona”.

oriol carol

El libro es una serie de relatos del fallecido Ramon Abella Galí, quien ha dejado a su amigo Francesc Riera Fité su biblioteca como herencia. Francesc ha encontrado innumerables folios con relatos escritos por Ramón y nunca publicados. Su asombro y empatía lo llevan a tomar la decisión de publicar algunos textos escogidos. Los relatos tienen en común una reflexión sencilla sobre el ser humano, la vida y la muerte. Por ejemplo dice: “No le tengo miedo a la muerte. He vivido lo suficiente para saber que cada día sale el sol, otra cosa es que lo veas, pero incluso en las tierras polares de largos inviernos de oscuridad, sale el sol. Asoma y se oculta. Pero está ahí, presente, ni que sea por poco espacio de tiempo y solo asomando su faz amarilla para dar fe de que estamos rodando y rotando a su merced, en este universo que no acabamos de comprender por su inmensidad y rigor en su conducta, del cual no somos más que una ínfima minucia con pretensiones de creernos los dueños del saber y del poder” (pág. 66)

moments - Oriol Carol

Los relatos de Ramón, un primer texto llamado Liber y el epílogo, escritos por Francesc, son ricos en citas a grandes escritores como Juan Ramón Jimenez, García Márquez, Chateaubriand, entre otros. Este recurso y el estilo de la escritura induce a pensar que Francesc y Ramón son la misma persona… es decir, el escritor no hace una diferencia suficiente o convincente de los dos personajes. De todas las citas, traigo una de Erich Fromm sobre la libertad, la cual expresa una de las preocupaciones permanentes a lo largo de los relatos: “El Hombre moderno, liberado de las ataduras de la sociedad feudal que le daban seguridad a la vez que lo limitaban, no ha alcanzado la libertad, en el sentido positivo de la realización de su personalidad individual. La libertad, por mucha independencia que le haya aportado, incongruentemente lo ha convertido en un ser aislado, angustiado e impotente. Este aislamiento se le ha hecho insoportable y el dilema que se plantea es: o evadirse del peso de su libertad hacia nuevas dependencias y sumisiones, o seguir adelante hacia la plena realización de una libertad positiva“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s